Historias de vida…

Publicado: 28 marzo, 2008 en Sin categoría
  
   La historia se remonta a tiempos inimaginables.
   Para situarnos, expondremos a sus protagonistas.
   Ella, una mujer medieval, con una visión muy particular de su alrededor.
   Él, simplemente, una piedra, sin más, sí, una piedra, de esas pesadas.
 
   Un buen día, la mujer medieval, con espiritu nómade, decidió moverse hacia una gran montaña, desde la cual se podía observar más allá de donde los ojos dejaban ver.
  
   Al emprender su camino, juntó sus pertenencias, que creía indispensables.
Al salir camino a la montaña, vislumbró una piedra, como tantas de las que había en el camino. Como buena mujer medieval con caprichos, se le ocurrió que esa piedra de varios colores, forma irregular y delatora de antigüedad, sería un lindo adorno, en su nueva casa.
  
   Pero claro, había un problema, no tenía manera de cargar la piedra, era demasiado pesada para sus delicados y frágiles brazos.
Lo que sigue a continuación, es una charla entre la mujer y la piedra:
 
-Por qué eres tan pesada?
-No lo soy, de hecho, soy como las demás piedras.
-Entonces por qué no puedo cargarte?
-Tus brazos no fueron hechos para cargar piedras.
-Qué puedo hacer para tenerte conmigo?
-Puedes venir a visitarme cuantas veces quieras.
-Pero yo quería tenerte en mi casa, de la montaña, aquí solo eres una piedra más.
 
Enojada, la mujer medieval, siguió su camino, sin pensar, no le gustaba pensar…
 
 
*Esta historia está inspirada en una mujer y sus conflictos con una impresora rebelde
Anuncios
comentarios
  1. Leticia dice:

    nooo!!! nooo!!! nooo!!! quiero una continuación!!!
    eres como una mezcla de fisher y su caballero de la armadura oxidada y bucay (por la procedencia sólo eh!)
    quiero quiero quiero quiero!!! quiero que continue!!!
     
    lo de la impresora es cuestión de hablarlo, comunicación más que palabras.

  2. Nau dice:

    Sí, también es una mezcla, de algo que quiero mucho y algo que quiero a mi lado…
     
    nooo! No lo sé, tengo que consultarlo, no sé si la mujer conflictiva, autorizará seguir la historia. Veremos, éstas son historias medievales en tiempo real….cosas raras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s